domingo, 23 de agosto de 2015

"Operación U.N.C.L.E." - un divertido homenaje al cine de espías

Título original: The Man From U.N.C.L.E. (Operación U.N.C.L.E.)
Año: 2015
Duración: 116 min.
País: Estados Unidos
Director: Guy Ritchie
Guión:Scott Z. Burns, David C. Wilson (Serie: Sam Rolfe)
Música: Daniel Pemberton
Fotografía: John Mathieson
Reparto: Henry Cavill, Armie Hammer, Alicia Vikander, Elizabeth Debicki, Hugh Grant, Jared Harris, Christopher Sciueref, Susan Gillias, Luca Calvani, Nicon Caraman
Productora: Warner Bros. Pictures
Género: Acción. Thriller | Espionaje. Años 60. Guerra Fría. Buddy Film
Web oficial: http://manfromuncle.com/

Sinopsis: A principios de la década de los sesenta, el agente de la CIA Napoleón Solo y la espía del KGB Illya Kuryakin participan juntos en una misión contra una misteriosa organización criminal, la cual pretende contribuir a la proliferación de las armas nucleares, un negocio sumamente lucrativo.

Operación U.N.C.L.E. es una película dirigida por el cineasta Guy Ritchie conocido en sus inicios como director por películas como "Lock & Stock" y "Snatch: Cerdos y diamantes", películas con un corte muy similar que situaron en el mapa de Hollywood a este inglés nacido en Hertfordshire. Su experiencia en el mundo de los videoclips hacen que imprima su sello particular en el aspecto visual de sus trabajos. Por el bien común obviemos la época en la que estuvo abducido por Madonna y pasemos a films que dan muestra de su talento como "RocknRolla", "Sherlock Holmes" y "Sherlock Holmes: juego de sombras". Precedentes que han cosechado éxito de crítica y público y que hacen que lleguemos hasta este thriller ambientado en la guerra fría de los años 60.


Hay una cosa que hace que me enganche rápidamente desde el comienzo a una película; unos buenos títulos de crédito mientras suena una canción que despierte en mi un interés adictivo que haga que me recoloque en mi asiento y diga - "joder, lo que voy a ver tiene muy buena pinta". Y así fue. El rojo, el negro y el dorado se apoderaban de la pantalla para ponernos en situación mientras escuchamos el "Compared to What" de Roberta Flack. Este noble arte lo dominan los directores jodidamente buenos como Tarantino. La misma tipografía que vemos durante los títulos se va a respetar a la hora de visualizar las transcripciones de los diálogos en otros idiomas, detalle que se agradece.



La presentación de los personajes es correcta, un claro homenaje a las películas de espías como James Bond. Henry Cavill (Napoleón Solo) da el perfil de galán, aunque su traje de la sensación en ocasiones de que esté a punto de estallar por su sobredosis de gimnasio. Como es debido a su caracterización como cierto personaje Kryptoniano, se lo perdonamos. Está más expresivo que de costumbre. Se le ve relajado en la comedia y eso potencia sus cualidades como actor, que no son muchas, pero les saca partido. Ni que decir tiene que su nombre sirve tanto para definir la personalidad del personaje como para hacer un claro homenaje a Star Wars (un ladrón reconvertido en héroe).

De inmediato completamos el trio protagonista con la actriz sueca Alicia Vikander que da vida a Gaby Teller. La hemos podido ver en "Anna Karenina" y la desfortunada "El Sépitmo hijo", todas ellas como secundaria, aunque nos vamos a tener que ir acostumbrando a verla en papeles portagonistas. Es un nombre que se va a poner de moda muy pronto. Esperemos que no la acompañe la misma voz en el doblaje al castellano, padecimiento que hemos tenido que sufrir con el tercero en discordia, Armie Hammer, tan grande en tamaño como el vehículo al que da nombre su apellido. Llamó mi atención que le sacara una cabeza a Henry Cavill, que mide 1,85 m. A Hammer y su 1,96 m lo pudimos ver interpretando a los gemelos Cameron y Tyler Winklevoss en "La red social", a Clyde Tolson en "J.Edgar" o protagonizando el juguete roto en el que se convirtió "El llanero solitario". Me alegra saber que este papel no acabó con su carrera.



Me gustaría hacer un inciso para puntualizar que no me gusta criticar el doblaje que se hace en España. Pienso que es el mejor del mundo, pero el ritmo de trabajo que tienen, las exigencias del cliente, unido a un montón de factores añadidos están haciendo que la calidad en el resultado final se resienta, y no siempre tienen culpa de ello los actores de doblaje.

Cuando suenan los primeros acordes de "Escape from east Berlin" del responsable de la banda sonora Daniel Pemberton, empezamos a disfrutar del endiablado ritmo que imprime a sus películas. Las persecuciones y escenas de acción se ven salpicadas en todo momento por un humor muy 007. Una vez digeridas y asimiladas las voces al castellano del agente ruso Illya Kuryakin (Hammer) y Gaby, los chistes y chascarrillos comienzan a tener más gracia si cabe. Planos aéreos, giros de cámara imposibles y la elección de la multipantalla dan la sensación de estar viendo un videoclip. Son recursos muy originales y efectivos que apoyados en esta gran banda sonora, le dan un dinamismo y un aire fresco a la trama que se agradece. Tiene algunos fallos como el Parkinson incipiente que tiene algún operario de cámara en alguna escena de cámara al hombro y algunas transciciones en plena acción que marean un poco, pero nada importante. Se disfruta igual.

La simplicidad del film, al igual que sus giros argumentales, no resultan sangrantes porque lo realmente importante de la película es la relación del trío protagonista. Sus continuas disputas, egos, competitividad y la tensión sexual que campan a sus anchas por las diferentes localizaciones, hacen que el film funcione. Todos los protagonistas cumplen en sus interpretaciones, pero si tengo que destacar a alguno, sería sin duda a Hammer, que en su rol de Illya , hace que la química entre los tres funcione y juega muy bien con la personalidad de su personaje.


Como no podía ser menos en una película de espías, no hay que olvidar a los villanos, que por su puesto tienen un plan super malvado, etc, etc. Elizabeth Debicki da vida a Victoria Vinciguerra (que no se por qué en el doblaje al castellano lo pronuncian Vinchiguarra porque nadie de la sala se rió con ésto). Podríamos definirla como una Paris Hilton malvada que tiene como brazo ejecutor a Sylvester Groth al que vimos en "Malditos Bastardos". Personajes bien desarrollados e interpretados, sobre todo en el caso de Sylvester Groth en la escena de la sala de tortura. También hay que reseñar la simpática pero breve intervención, casi cameo de Hugh Grant. Es...como lo diría...pone la misma cara de siempre, es Hugh Grant.

Para resumir y finalizar, os diré que la película se disfruta de principio a fin. Es muy entretenida y cumple con lo prometido; una buena película de espías con buenas escenas de acción y mucho humor. Muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*** Puedes ayudarnos al mantenimiento de la web clickeando en los vídeos publicitarios abajo de la página, es gratis y te llevará sólo 1 minuto. También os agradecemos que difundáis las noticias y críticas en twitter y facebook. Muchas gracias amig@s. ***

publicidad

publicidad